viernes, 2 de mayo de 2008

CESAR VALLEJO ( 1893 - 1938 )

CESAR VALLEJO

poeta peruano que se inicia en el modernismo pero que rápidamente experimenta con las técnicas vanguardistas.
Su sintaxis es entre cortada y con frecuencia ruda, su imaginación torturada y angustiada, el uso de la metáfora oscura y hermética. La temática de su obra es de fuerte acento social.
Sin duda alguna, puede ser considerado como uno de los poetas más grande de hispanoamérica.
Obras: Los heraldos negros (1918), Trilce ( 1922), El tungs teno (1932), España aparta de mi este cáliz (1938), Poemas humanos (1939).
Cesar Vallejo es un retrato de poemas humanos, es el aliento a las nuevas generaciones que buscan romper el silencio, combatir y denunciar la opresión de nuestros pueblos para crear una profunda alternativa de libertad donde el hombre tenga su propio destino.
El amor, la unión y la fuerza del hombre son algunos de los temas que Cesar Vallejo toca en este hermoso poema que te dejamos aquí.

MASA.
Al fin de la batalla
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre y le dijo: No mueras, te amo tanto
pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo
Se le acercaron dos y repitiéronle: No nos dejes ¡valor! vuelve a la vida
pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo
Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil clamando: tanto amor y no poder hacer nada contra la muerte
pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.
Le rodearon millones de individuos
con un ruego común : Quedate hermano, pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo .
Entonces, todos los hombres de la tierra le rodearon : les vio el cadáver triste, emocionado
incorporose lentamente, abrazo al primer hombre y échose a andar...
CONSIDERANDO EN FRIO, IMPARCIALMENTE... Considerando en frío, imparcialmente,
que el hombre es triste, tose y, sin embargo,

se complace en su pecho colorado;
que lo único que hace es componerse
de días;
que es lóbrego mamífero y se peina...
Considerando
que el hombre procede suavemente del trabajo
y repercute jefe, suena subordinado;
que el diagrama del tiempo
es constante diorama en sus medallas
y, a medio abrir, sus ojos estudiaron,
desde lejanos tiempos,
su fórmula famélica de masa...
Comprendiendo sin esfuerzo
que el hombre se queda, a veces, pensando,
como queriendo llorar,
y, sujeto a tenderse como objeto,
se hace buen carpintero, suda, mata
y luego canta, almuerza, se abotona...
Considerando también
que el hombre es en verdad un animal
y, no obstante, al voltear, me da con su tristeza en la cabeza...
Examinando, en fin,
sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo...
Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente...
Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito...
le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué mas da! Emocionado... Emocionado...

2 comentarios:

MscKorsou dijo...

Hola José Francisco, me estreno en la visita a tu blog, y espero ser de la vecindad que se reúne contigo para la animación sociocultural y seguir alimentando el sueño de que el pueblo sea sujeto de la construcción de lo que queremos ser como dominicanos.
Miguel José

MscKorsou dijo...

Olvidé invitarte a entrar en el blo de mi comunidad.
www.misacordom.org